top of page

Aprender Roma

Un año más, un buen grupo de sacerdotes de España y Portugal hemos acudido al encuentro Aprender Roma para vivir intensamente la catolicidad de la Iglesia en el corazón de la cristiandad.


El lugar de residencia era el Centro Internacional de Animación Misionera -CIAM-, junto a la Universidad Pontificia Urbaniana, en un lugar privilegiado de la ciudad del Vaticano.

Nos gustó la apertura de las jornadas con el rezó de Vísperas presidido por el Obispo Carrasco Rouco en la Basílica de San Apolinar; ahí mismo nos dirigió también unas palabras que dieron ánimo a nuestro espíritu sacerdotal que también en estos días cuidaríamos de modo muy particular. A este acto siguió una cena en la terraza de la Universidad de la Santa Cruz contemplando la belleza de la Ciudad Eterna.




El martes 20 de julio comenzó el curso de actualización sacerdotal en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. Monseñor Alfonso Carrasco Rouco, obispo de Lugo, nos ilustró con una espléndida reflexión teológica sobre la coesencialidad de los carismas y la jerarquía en la vida de la Iglesia.


La siguiente ponencia fue a cargo del profesor Philip Goyret, decano de la facultad de teología de la Pontificia universidad de la Santa Cruz. Versó sobre del mismo tema, pero desde la perspectiva trinitaria y eclesiológica en la historia del dogma. Nos habló de un interesante foro de diálogo organizado en la universidad con la participación de diversos movimientos eclesiales.


Por la noche, tuvimos una agradable tertulia en el Centro Internacional de Animación Misionera, la residencia donde nos alojamos, con D. José Luis González Gullón, del instituto histórico San Josemaría. Entre otros asuntos nos habló de su libro “Escondidos”, contando diversas anécdotas del fundador de la Obra durante la persecución contra el clero y la iglesia católica en los primeros tiempos de la Institución.


La noche del miércoles tuvimos en la tertulia nocturna a Marc Carroggio, director de la oficina de prensa del Opus Dei. Nos habló de los trabajos de la facultad prestigiosa de Comunicación Institucional de la pontificia universidad de la Santa Cruz. También de dos recientes libros de gran interés. El del cardenal Julián Herranz, “Dos Papas”. Y el de Joaquín Navarro Valls, que fue portavoz de Juan Pablo II, con sus notas de recuerdos. Por otro lado, nos comentó la situación de la comunicación de la Santa Sede, de la Obra y de la Iglesia en general, explicando la necesidad de acertar con nuevos modos y estilos que conecten mejor con la sociedad.




El jueves 20 estuvimos en Villa Tevere, la sede central del Opus Dei, donde nos recibió el Prelado monseñor Fernando Ocáriz. Nos transmitió con su talante y sus palabras serenidad, sentido sobrenatural, amor al Papa, a la Iglesia y a los hermanos sacerdotes. Nos invitó a sembrar alegría y paz, sabiendo que estamos en manos de Dios.


Después, tuvimos un rato de conversación con monseñor Mario Fazio, vicario auxiliar del Opus Dei, quien también nos dio una meditación. Nos habló del amor a la Iglesia que debe vivir todo sacerdote. Hemos de distinguir entre los aspectos humanos y los sobrenaturales de la Iglesia. Hemos de evitar la falta de unidad y las críticas que tanto daño hacen. San Josemaría amaba intensamente la Iglesia y sufrió mucho por ella. Nuestra misión es servir a la Iglesia en todas nuestras tareas, hasta en las más anodinas. Nos animó a ser instrumentos de unidad con el Papa.

Por la noche tuvimos una charla de mosén Joan Costa, profesor de teología en Barcelona. Habló de la integración de los diversos movimientos eclesiales en la parroquia.

También habló el sacerdote Antonio Fernández de diversas iniciativas pastorales significativas.


El viernes 21 concelebramos la santa Misa temprano en la basílica De San Pedro, en el altar donde reposa San Juan Pablo II, presidida por el Obispo Conesa Ferrer, que nos dirigió unas palabras en la homilía, animándonos a vivir nuestro sacerdocio con mayor integridad siguiendo las huellas del Papa santo al que en ese día venerábamos en la Basílica de San Pedro.


Por fin, tuvimos una clase en la universidad a cargo de monseñor Francisco Conesa Ferrer, obispo de Solsona. El tema de su ponencia fue “Conocer a Dios por la fe. Apuntes para una epistemología de la fe cristiana”, tema del que hizo una amplia exposición.

Comments


bottom of page