top of page

Jesús Poveda visita el Ateneo

El pasado sábado 21 de enero acudió al Ateneo de Teología el profesor

Jesús Poveda. Su visita se enmarcó en el llamado “Taller de apóstol”,

una reunión mensual que acoge a un nutrido grupo de jóvenes que buscan

vivir la fe y transmitirla a los demás en compañía de varios sacerdotes que

frecuentan el centro.



En esta ocasión, pudimos escuchar el testimonio de alguien

verdaderamente polifacético. En efecto, Jesús Poveda es profesor en la

Universidad Autónoma de Madrid, psiquiatra de profesión y uno de los mejores

expertos en ayuda a la adolescencia.Pero por encima de todo, Poveda es un

luchador: un luchador que, en sus propias palabras, “no cansa de cansarse”.


La lucha de Jesús Poveda por la vida le lleva a ser, de algún modo, célebre en

los medios de comunicación. Cada 28 de diciembre, fiesta de los Santos

Inocentes, es detenido por agentes de la Policía por el solo hecho de

protestar –él lo llama, y con razón, resistir– ante un establecimiento abortista.

Pero más allá de lo sorprendente de la noticia, Jesús Poveda hace mucho más

que sentarse en señal de protesta.


Como presidente de Provida Madrid, se dedica con toda pasión a la

asistencia de aquellas chicas que se acercan al abortorio para acabar con la

vida que llevan en sus entrañas. Junto a su equipo, trata de atenderlas con una

sonrisa y siempre con la misma pregunta: “¿qué necesitas para no

abortar?”. Tal y como nos contó, las mujeres que se deciden a abortar, lo

hacen con grandes dudas, impulsadas las más de las veces por presiones

externas, ya sean familiares, económicas o ideológicas.


Además del testimonio de su propia actividad, Jesús Poveda nos

transmitió algunos detalles del negocio del aborto en España. Solo en la ‘clínica’

Dator de Madrid se practican al año 10.000 abortos, lo cual muestra la obscena

y escandalosa magnitud de este negocio de muerte. Analizando las raíces de la situación, Poveda explicó que se trata de una aceptación social del aborto que

ha venido precedida por un proceso ideológico y legal.


Frente a un panorama tan crudo, Jesús Poveda no se desanima, sino que

redobla los esfuerzos en defensa de la vida y nos anima a hacer lo mismo. El

valioso ejemplo que dio –con sus palabras, pero especialmente con su vida– es

un acicate para que todos nosotros también luchemos en defensa de los no

nacidos, para que se acabe con ese crimen legal que les priva de ver la luz del

mundo.

Comments


bottom of page