top of page

A veces el sábado es distinto en el Ateneo de Teología

Fue justo hace una semana. Hoy, los que nos juntamos recordamos lo ocurrido. A las 10.30 nos reunimos en el Salón de Actos de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid para tener la última sesión de la Tercera Edición del Curso: Nociones de Medicina para sacerdotes.



Desde el Ateneo de Teología participamos con nuestra asistencia en estas sesiones. Alto nivel también en esta ocasión por parte de los ponentes y notable interés entre los que estábamos allí presentes y los que seguían el Curso vía telemática y usaban Internet.

Es muy cierto que, en ocasiones, los sacerdotes tenemos que dar consejo a quien nos pregunta sobre qué hacer ante un problema médico; y no es extraño que nos falten elementos para que podamos emitir un juicio moral.

Las sesiones de este año se concentraban en tres apartados de buena actualidad:

- Psiquiatría de la madurez

- En la esperanza de tener familia

- Bioética y transplante de órganos

Tenía razón el capellán de la Clínica Universidad de Navarra cuando decía que el propósito de estas sesiones no era otro que ofertar la posibilidad de contar con buenos profesionales que se mostraban disponibles para que nos ayudasen a entender cuestiones que se nos esconden en el tratamiento de temas en los que no estamos preparados para dar un consejo acertado a alguien que nos pregunta y así ponernos al día para saber responder a situaciones en las que a veces nos encontramos.


Al volver al Ateneo de Teología tras estas sesiones, nos esperaba un vocerío de sacerdotes jóvenes y chicos que se plantean de futuro la posibilidad de la vocación sacerdotal y acudían a un encuentro sobre el Domund: Seréis mis testigos que tendría como protagonistas principales al director de OMP España y al director de OMP Mozambique -muy oportuna la presencia de los dos pero en particular la del director de OMP Mozambique para conocer una realidad sobre las misiones, por así decir, en directo-. Don José María Calderón Castro, bien conocido en el Ateneo de Teología, nos expuso que ante la situación de nuestro mundo, podemos tener la tentación de replegarnos y de culpar a los políticos o a los que gobiernan nuestra sociedad: medios de comunicación, responsables de las redes sociales, los que manejan las economías más importantes …

Es fácil, recurrente y cómodo mirar a los demás cuando se trata de echar la culpa: pero yo me pregunto estos hechos que nos rodean de corrupción generalizada, de mentira continuada, de ideologización de la cultura, de la educación y de la forma de concebir la vida y la sociedad … ¿no lo será acaso también porque los que debemos ser sal de la tierra y luz del mundo … no lo somos?


Nos proponía con su intervención el modo de entender la razón de ser del lema de este año para el DOMUND: Seréis mis testigos. Esta nueva sesión de TALLER DE APÓSTOL en el ATENEO DE TEOLOGÍA, fue para todos los jóvenes participantes una oportunidad de remozar nuestro espíritu misionero …. empezando por la calle en que vivo e impulsar el deseo de dar más.

Comments


bottom of page